Home Noticias en Español Celebramos Nuestro XXXIX Congreso Carismático Católico

Celebramos Nuestro XXXIX Congreso Carismático Católico

635

Desde que atravesamos las puertas del gimnasio nos hemos sentido en familia;  porque fuimos recibidos por un grupo de hermanos  vestidos de amarillo y negro que daban la bienvenida a todos y cada uno de los que venían, con la esperanza de recibir algo muy especial  del Señor.  Ya fuera que trajeran alguna necesidad del alma o del cuerpo, acá encontraban desde las puertas, una mano y una sonrisa que ya mostraba el rostro de Jesús a través de cada hermano que los recibía.

Las personas que venían por primera vez, se hacían la pregunta: ¿de dónde les viene esa alegría para recibirnos?… Hubo más de uno que dijera por allí: “y si así está en la entrada, como no estará allá adentro.”

Después de esta primera impresión, nos encontramos con un grupo grande de personas alabando y glorificando a Dios, de una manera que contagiaba el ambiente. Se veía en sus rostros la alegría de estar celebrando este gran acontecimiento que es una vez al año, o mejor dicho es el encuentro con hermanos carismáticos católicos que alaban y bendicen a un Jesús que está vivo y que una vez al año se reúnen para celebrar las maravillas del Señor, mostrándole al mundo que Jesús vive en medio de su pueblo. Las alabanzas eran genuinas y espontaneas: movimientos de brazos levantados en adoración, ojos cerrados en muchos de los presentes que no se percataban de quien los viera o los juzgara, porque estaban absortos por la presencia del Espíritu Santo, presente en ese lugar.