Agradecimiento a Sandra Torres y Bienvenida a la Hermana María del Rosario...

Agradecimiento a Sandra Torres y Bienvenida a la Hermana María del Rosario Muñoz DMVG

20
SHARE

Al escribir estas notas me vienen sentimientos de agradecimiento, y esperanza en lo que me ha tocado vivir durante los años que trabajamos juntas en la Oficina del Apostolado Hispano. Fueron muchos retos que vencimos con alegría y completamos metas que nunca pensamos llegar a realizar. Trabajamos como se dice hombro a hombro con los párrocos, vicarios, diáconos y lideres laicos de cada parroquia diocesana y a nivel regional y nacional. Tratamos cada día de ser fieles al llamado al Discipulado de Cristo promoviendo, colaborando y dejando ser el liderazgo en cada persona llamada al servicio en sus ministerios parroquiales.

Sandra Torres

Ahora, hay una transición importante para Sandra llamada a ser la Directora de la Oficina de los Jóvenes. Trabajaremos de diferente forma con metas un poco distintas pero que se unen en la parte esencial que es el apostolado y el encuentro con Cristo por medio de él. Yo, le agradezco a Sandra todo su apoyo como Asociada de la Oficina del Apostolado Hispano y pido que todos los que conocemos de su ministerio le demos las gracias y la felicitemos por esta oportunidad de hacer crecer el Reino de Dios en los jóvenes que le toca dirigir. ¡Gracias Sandra, amiga y muchas felicidades! Siempre cuenta con mi apoyo incondicional.

Hermana María del Rosario Muñoz

Ah, pero eso no es toda la noticia, llega como Asociada de la Oficina del Apostolado Hispano la hermana María del Rosario Muñoz. Viene de la Diócesis de las Cruces Nuevo México. Nacida en el Estado de Jalisco México. Ella tiene 23 años en la Vida Consagrada de los cuales ha compartido sus dones en la catequesis, evangelización y en el trabajo vocacional y ambiente seguro. Ella y la hermana Antonia Nerio llegan a nuestra diócesis como un gran tesoro para toda la comunidad. La Hermana Antonia estará colaborando en la Oficina de Vocaciones. Estoy muy contenta y agradecida con Dios y el Obispo Oscar Cantú por haberlas invitado a compartir con todos nosotros la fe en Cristo Jesús. Los metas son el ir visitando poco a poco las parroquias para conocer a sus párrocos y su comunidad parroquial. Por favor, feliciten y den la bienvenida a las hermanas cuando tengan la oportunidad de saludarlas en sus parroquias. Yo estoy con esperanza de que logremos un nuevo comienzo trabajando con ahínco y alegría en este tiempo de gracia para la Diócesis.  ¡Bienvenida Hermana Rosario! Estoy segura que haremos un buen equipo.

Lupita Vital C
Directora del Apostolado Hispano
lupita.vital@dsj.org