Cultivando durante la Cuaresma la Formación de Fe para Adultos

Cultivando durante la Cuaresma la Formación de Fe para Adultos

77
SHARE

Por Lupita Vital
Directora, Apostolado Hispano
lupita.vital@dsj.org

La meta de la catequesis es la de ayudar a las personas a desarrollar una fe madura – una fe que pueda acercarlas a una relación íntima con Cristo Jesús. Aunque una fe madura puede realizarse en cualquier edad, son los adultos los más capaces de responder libre y completamente al mensaje del Evangelio y transformarse por medio de él. Por consecuencia, la catequesis para adultos tiene la más alta prioridad en la misión catequética de la Iglesia. 

La formación en la fe del adulto, por la cual las personas conscientemente crecen en la vida de Cristo por medio de experiencias, reflexión, oración y estudio, debe ser “en las parroquias debe ser una opción central  la catequesis de adultos,” y así se convierte en “el eje en torno al cual gira y se inspira la catequesis de las primeras edades y la de la tercera edad.” 

Estas palabras fueron escritas por los Obispos de los Estados Unidos en la Declaración Sentíamos Arder Nuestro Corazón: Un Plan Pastoral de Estados Unidos para la Formación del Adulto (# 5). 

En orden de despertar el entusiasmo que renueve el ministerio de la formación de adultos en este país. Los Obispos hicieron énfasis en la formación de fe del adulto, la cual no debe ser interpretada, con el mismo énfasis de la catequesis de los niños. Sin embargo, ellos hicieron notar que ambas son de vital importancia y necesarias para la vida de la Iglesia. 

La formación de fe del adulto toma diferentes lugares y caminos en las parroquias. Por ejemplo, la formación de fe del adulto puede darse durante las homilías, en los anuncios del boletín, Rito de Iniciación Cristiana de Adultos (RICA) y durante los programas sacramentales para los padres y madres de familia, padrinos y madrinas, preparación matrimonial, estudio de la Sagrada Escritura, pequeñas comunidades de base, catequesis familiar y en los diferentes programas durante la Cuaresma, Pascua y Adviento. 

Durante la Cuaresma, de hecho, las actividades y eventos de cada parroquia deben ser una ocasión para la formación de fe del adulto. 

En la multicultural Diócesis de San José, California son aprovechados todas las expresiones de fe de las diferentes comunidades, para ayudar a los adultos a continuar en su peregrinar en la fe. (La comunidad Hispana madura y transforma su fe con; Las Posadas, Fiesta de la Virgen de Guadalupe, Navidad, Cuaresma con sus Vía Crucis, la Pascua, Día de todos los Santos y Difuntos etc.). 

Para que la formación de fe del adulto llegue a transformarse y sea viva en su vida cotidiana, debe tomarse en cuenta: la cultura, idioma, costumbres y tradiciones del lugar de donde proceden las personas. Las parroquias que abren sus puertas a la catequesis de adultos deben ser sensibles a las expresiones de fe de los adultos. Haciendo memoria, recordemos que el V Encuentro sigue siendo un puente de formación para los adultos que continúan fortaleciendo su llamado bautismal con su experiencia y formación al discipulado.