Declaración del Obispo Patrick J. McGrath Diócesis de San Jose

Declaración del Obispo Patrick J. McGrath Diócesis de San Jose

33
SHARE

Cuando comencé a planear mi retiro, consideré dónde viviría, he querido permanecer en la Diócesis de San José. Este ha sido mi hogar por casi 20 años. Al principio, tenía la esperanza de vivir en una casa de propiedad diocesana que se encuentra en la propiedad del cementerio, pero la remodelación necesaria resultó ser demasiado costosa.

Esto hizo que fuera necesario buscar otra casa. El Consejo Diocesano de Finanzas y el Colegio de Consultores aprobaron la compra de la casa en el barrio Willow Glen de San José. Estuve de acuerdo con ellos en que, en términos económicos, la compra de la casa tenía sentido en términos de rendimiento financiero de la inversión. Fue comprado principalmente con fondos que habían sido designados para este único propósito, fondos que se habían acumulado por la venta del condominio del Obispo DuMaine, cuando ya no podía vivir en él debido a problemas de salud.

Sin embargo, cometí un error al juzgar la compra de una casa de 5 dormitorios por $ 2.3 millones. No consideré adecuadamente la crisis de la vivienda en este valle y las luchas de tantas familias y comunidades a la luz de esa crisis.

He escuchado de muchos sobre este tema y he decidido que no me mudaré a esta casa. La Diócesis lo pondrá a la venta lo más pronto posible; si hay alguna ganancia para la Diócesis por esa venta, esos fondos serán donados a Charities Housing, una división de Caridades Católicas del Condado de Santa Clara.

Asumo la total responsabilidad de esta decisión y creo que la venta de la casa es la acción adecuada. Agradezco a aquellos que me han aconsejado.

Cuando me retire, ahora tengo la intención de vivir en una rectoría en una de nuestras parroquias.