El Diácono Rubén Solorio fue Instalado como el Cuarto Presidente de la...

El Diácono Rubén Solorio fue Instalado como el Cuarto Presidente de la Escuela de la Natividad del Sagrado Corazón

92
SHARE
El Diácono Rubén Solorio fue instalado el cuarto presidente de la Escuela de la Natividad del Sagrado Corazón.

Por Liz Sullivan

Para el Diácono Rubén Solorio, su nombramiento como el nuevo presidente de las Escuelas de la Natividad del Sagrado Corazón en San José no es solo otro trabajo. Para el es una vocación y es una prueba de que la misión de la escuela – es romper el ciclo de pobreza a través de la educación, puede funcionar y funcionar bien.

El 1 de junio, el Diácono Solorio celebró su inauguración con una celebración Eucarística en la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús.

Feligrés de la Parroquia de la Santísima Trinidad, donde hace sus funciones como Diácono, Solorio es de la primera generación de su familia que se gradúa de la escuela secundaria: Bellarmine College Prep y la universidad de Santa Clara.

Él quiere las mismas oportunidades que se le ofrecieron como adolescente para los estudiantes de la Escuela Natividad para niños (fundada en 2001) y la escuela de Nuestra Señora de la Gracia para niñas (fundada en 2006). Estas son las únicas escuelas secundarias Jesuitas, sin fines de lucro, del Condado de Santa Clara.

“Es un verdadero honor estar aquí,” dijo el Diácono Solorio después de su toma de posesión durante la misa, “para recibir este ministerio. La educación fue la clave para acabar con la pobreza en mi familia. Fue un sueño hecho realidad y abrió tantas puertas para mí y mi familia. Ahora es el mismo sueño que tenemos para estos estudiantes.”

La misa fue celebrada por Monseñor Francis Cilia, Vicario General de la Diócesis de San José, y concelebrada por el Padre Provincial de los Jesuitas Scott Santarosa, S.J., Padre Mike Gilson, S.J y el Párroco del Sagrado Corazón de Jesús Padre Walter Suárez y varios sacerdotes que han tocado la vida del Diácono Solorio a lo largo de los años. La Misa también se celebró en presencia del Obispo Emérito Carlos Sevilla, S.J., Diócesis de Yakima, Washington.

Ver al Diácono Solorio antes de la Misa, y hasta que fue instalado como Presidente por la Presidenta de la Junta de Natividad del Sagrado Corazón Katie Burke, fue ver a un hombre feliz, padre, hijo, nieto y amigo, sonriendo de oreja a oreja y saludando a los muchos que habían venido a celebrar este día con él.

“Creemos que el Diácono Rubén es la persona adecuada, en el momento correcto y el lugar correcto,” dijo Burke. “Él nos guiará al siguiente capítulo en la historia de la Escuela de la Natividad.”

Una vez que el Diácono Solorio recibió la oportunidad de expresar los pensamientos que llenaban su mente y su alma, la gente fue testigo de su pasión, impulso y determinación, y lo más importante, su compromiso con la comunidad de las Escuelas de Natividad del Sagrado Corazón.

“Estos niños merecen la mejor educación que podamos brindarles,” dijo el Diácono Solorio, mientras una lágrima rodaba por su mejilla. “Les pido que continúen este viaje conmigo.” Estos estudiantes merecen lo mejor de ti porque me he beneficiado de lo mejor de ti.”

La presidenta saliente Sonya Arriola compartió sus pensamientos. “Ha sido un honor servir como su presidenta en los últimos cuatro años,” dijo. “Diácono Rubén, la comunidad de la Natividad del Sagrado Corazón te da la bienvenida de todo corazón con los brazos abiertos. Tengo la mayor confianza en el Diácono Rubén. Él es un líder que aporta nueva energía. Miro hacia el futuro con una esperanza inquebrantable. Gracias por compartir tu vida con la comunidad de la Natividad.

Antes de la instalación, que se celebró al final de la Misa, el Padre Santarosa dio la homilía y reflexionó sobre la lectura del Evangelio de (Mateo 25: 31-40). Este pasaje se centra en las enseñanzas del Señor sobre los desafíos del juicio final donde todo discípulo de Jesús tiene que ser un heraldo del Reino de Dios en un mundo quebrantado.

“A Jesús le gusta pasar el rato con personas que aparentemente no tienen mucho,” dijo el Padre Santarosa. “Y la dignidad es dar libremente, sin costo. Nuestra esperanza hoy, lo que celebramos hoy con usted es que el Diácono Rubén es que el pone su cuerpo al servicio de las Escuelas de Natividad del Sagrado Corazón todos los días y que verdaderamente va a estar con Jesucristo. Sigue a tu corazón mientras das y recibirás mucho más.”

Además, el Supervisor del Condado de Santa Clara, Dave Cortese, y el Alcalde de San José, Sam Liccardo, hablaron y compartieron sus sentimientos sobre el Diácono Solorio y el siguiente capítulo de su vida.

“Es mi bendición personal que sigas siendo un líder más grande para nuestra gente,” dijo Cortese, quien le presentó a Solorio una notificación del Condado. “Siempre sé humilde como eres.”

Para obtener más información sobre las Escuelas de Natividad del Sagrado Corazón, visite www.shnativity.org.