Fueron Ordenados tres Diáconos Permanentes: “Para ser otro Cristo”

Fueron Ordenados tres Diáconos Permanentes: “Para ser otro Cristo”

62
SHARE
Photos by Jen Vazquez

Por Liz Sullivan

Hicieron acto de presencia ante miembros de sus familias, sus comunidades parroquiales y otros fieles de la Diócesis de San José. Respondieron al llamado al Diaconado con su Misa de Ordenación el 19 de mayo en la Catedral Basílica de San José.

Carl A. Bugarin, Philip Andrew McCarty y Richard M. Noack fueron ordenados diáconos ante varios cientos de personas en la Catedral. La Misa, duró aproximadamente dos horas.

“Los fundamentos de las Escrituras del Diaconado no elevan demasiado la postura: al menos que los diáconos sean” respetables, llenos del Espíritu Santo “y sean” dignos, no engañosos, no adictos a la bebida, no codiciosos de la ganancia sórdida, aferrándose rápidamente, al misterio de la fe con la conciencia tranquila.” Dijo el Obispo Patrick J. McGrath en su Homilía. “Para decirlo claramente, el diácono debe ser otro Cristo.”

Cada uno de los candidatos fue convocado, y en nombre de la Iglesia, fue presentado al Obispo. En nombre de la Iglesia, el Obispo elige a los candidatos y la asamblea afirma su elección a través de una ronda de aplausos.

Enseguida, los candidatos hacen promesas solemnes de ser consagrados para el ministerio, para servir a la Orden sacerdotal y al Pueblo de Dios con humilde caridad. Proclamar el Evangelio fielmente y transmitir la tradición de la Iglesia. Para los diáconos de transición, para abrazar el estado célibe como un compromiso con Cristo, orar con y para el Pueblo de Dios, y conformarse más estrechamente a Cristo. Finalmente, prometen obediencia al Obispo de San José y sus sucesores.

En un momento de la Misa, los candidatos se postraron en el santuario como un signo de sumisión, humildad y dependencia de la misericordia de Dios, en ese momento se canta la letanía de los santos para pedir su intercesión y la oración de la Iglesia.

Finalmente, los nuevos diáconos son revestidos con la vestidura de los diáconos: estola diaconal y la dalmática. Una vez que esto sucede, los diáconos son abrazados y felicitados con apretones de manos por parte del obispo y los diáconos ahí reunidos.

“En sus parroquias y en el contexto de la Iglesia que va más allá de los límites de la parroquia, hoy por la oración de la Iglesia, la obra del Espíritu Santo y la imposición de manos, se les envía a servir incluso a aquellos cuya existencia misma todavía no lo he notado, cuya necesidad puede estar más allá de su comprensión actual.” Dijo el Obispo McGrath. “Como el profeta Isaías, tu mensaje es uno, dar buenas nuevas, de curar a los heridos, proclamar la libertad a los cautivos y anunciar el favor del Señor.”

El Diácono Bugarin ha sido asignado a la Parroquia de San Víctor, mientras que el Diácono McCarty a la Parroquia San Leo y el Diácono Noack en la Parroquia de San Cristóbal.

“Mis hermanos, hoy se les ordena a servir en los caminos de Cristo. Conformen sus vidas más de cerca a la de Él. Hagas lo que hagas, en tu discurso y en tus acciones, hazlo siempre en el nombre del Señor.” Agregó el Obispo. “Y toma ánimo, porque no estarás solo en tu trabajo. Si bien son ustedes tres los que serán ordenados, soy muy consciente de que su fidelidad en el ministerio pasará gracias al apoyo amoroso de sus esposas y sus familias. Recuerden siempre que su nuevo ministerio no se opone a su matrimonio y a su vida familiar. De hecho, fluye desde y a través de estos regalos.”

El 2 de junio, en la Catedral Basílica de San José, la Diócesis celebraramos la ordenación sacerdotal de los Diáconos Edgar Elamparo, Francis Kalaw y Eric Piczon. Para fotos y una historia sobre la ordenación, busque la edición del 19 de junio del Valle Católico. (The Valley Catholic)