48° Banquete Anual de los Premios San Pío X

48° Banquete Anual de los Premios San Pío X

102
SHARE
Hilda Porcella, de la Parroquia de Santa María de Gilroy (Saint Mary Parish) fue la sexta persona en recibir el Premio a la Excelencia en Ministerios Catequéticos, premio que otorga el Obispo en nombre de la Hermana María De La Cruz Aymes, SH.

 

Por Liz Sullivan

Los catequistas de las parroquias de toda la Diócesis de San José se reunieron el 8 de mayo para el 48º Banquete Anual de los Premios San Pío X en el Restaurante Villa Ragusa en Campbell.

La noche honró a 86 catequistas desde 10 a 50 años de servicio en el Ministerio de Educación Religiosa. En general, los homenajeados sumaron 1,535 años de servicio a la Diócesis de San José.

Mary Clarke de la Parroquia de Santa Teresa fue reconocida por 40 años de servicio; mientras que Angie Wilson, de La Parroquia de La Sagrada Familia (Holy Family) y Guadalupe García de La Parroquia del Espíritu Santo (Holy Spirit) fueron honradas por 45 años de servicio. La Hermana Elisa María Santos, FHIC, de la Parroquia de las Cinco Llagas (Five Wounds) recibió una gran ovación por sus 50 años de servicio.
“Tenemos mucho que celebrar esta noche,” dijo el obispo Patrick J. McGrath. “Celebramos a quienes comparten la Viña del Señor con nosotros.”

El evento está a cargo de la Oficina del Apostolado Hispano en colaboración con la Oficina de Catequesis, ahora bajo el Departamento de Evangelización.

De todos los catequistas que fueron honrados, solo uno fue una gran sorpresa. Lupita Vital, Directora del Apostolado Hispano, anunció que Hilda Porcella, de la Parroquia de Santa María de Gilroy (Saint Mary Parish) fue la sexta persona en recibir el Premio a la Excelencia en Ministerios Catequéticos, premio que otorga el Obispo en nombre de la Hermana María De La Cruz Aymes, SH.

“Me siento sorprendida,” dijo, obviamente sorprendida Porcella. “Estoy muy conmovida por un reconocimiento tan grande. Es una alegría ver a la gente feliz y sonriente mientras celebramos la Palabra de Dios. Nunca pensé que Dios me llamaría para compartir su palabra. Gracias.”

La Hermana De La Cruz fue una líder aclamada en la catequesis moderna y la autora de la serie “On Our Way,” que proporcionó la base de la educación religiosa para una generación de jóvenes católicos.

El obispo McGrath la conoció cuando era seminarista en Irlanda en 1969 y se hicieron amigos cuando se mudó a San Francisco después de su ordenación un año después. Él estableció este premio en su honor.

Vital dijo que Porcella ha sido Asociada Pastoral durante más de 30 años y es “generosa, muy comprometida, atenta y vive en sintonía con el Evangelio.”

Además, Linda Cunha-Riccio, quien se jubila a finales de junio como Directora del Instituto para el Liderazgo en el Ministerial (ILM por sus siglas en inglés), fue felicitada por sus años de servicio a la Diócesis.

Los premios San Pío X fueron nombrados en honor al Papa San Pío X, 1835-1914, quien como Papa alentó la lectura diaria de la Biblia, dirigió la renovación litúrgica y animó a los católicos, especialmente en Italia, a involucrarse en asuntos políticos para lograr la paz y el orden en ese tiempo. Fue más conocido por reducir la edad de la Primera Comunión a la edad de la razón. Felicidades a todos y todas las catequistas que celebraron esa noche desde 10 a 50 años de ministerio en la catequesis. ¡Dios premie su bondad en su vida y en el servicio a la comunidad!