La Diócesis de San José Celebró la Bendición de los Santos Óleos...

La Diócesis de San José Celebró la Bendición de los Santos Óleos Durante la Misa Crismal

130
SHARE
El Obispo McGrath recibe el Santo Crisma de manos de Linda Cunha-Ricchio, Directora del Instituto de Liderazgo Ministerial, y Anne Grycz, Ex directora del ILM. Fotos por Jen Vazquez.

Por Liz Sullivan

La Diócesis de San José celebró el rito de la Cuaresma el 20 de marzo, con la bendición de los óleos durante la Misa Crismal en la Catedral Basílica de San José. Durante la Misa, el Obispo Patrick J. McGrath bendijo y consagró los óleos que usarán las parroquias diocesanas el próximo año.

Estos óleos son: el Óleo de los Catecúmenos, el Óleo de los Enfermos y el Santo Crisma, que se usarán en la administración de los sacramentos en las 54 parroquias de la Diócesis.

“La Misa Crismal es nuestra celebración anual durante la cual bendecimos y consagramos el Óleo de los Catecúmenos, el Óleo de los Enfermos y el Santo Crisma. También se recuerda la comisión de la Última Cena de los Apóstoles como sacerdotes de la Nueva Alianza,” dijo el Obispo. “Esta noche, en el primer día de primavera, renovamos los óleos que se llevarán a cada ciudad, pueblo y vecindario de la Diócesis, para que la vida sacramental de la Iglesia, especialmente celebrada en el Bautismo, la Confirmación, las Ordenes Sagradas y la Unción de los Enfermos: continuará uniéndonos al Señor.”

Esta tradición se observa en la Iglesia primitiva como se encuentra en el Sacramentario Gelasiano (llamado así por el Papa Gelasio I, 496), pero luego fue absorbido en la Misa de la tarde del Jueves Santo. El Papa Pío XII emitió un nuevo orden para Semana Santa, que reinstituyó una Misa especial del Crisma, distinta de la Misa vespertina.

Como reflejo de la población de la Diócesis, la Misa se celebró en tres idiomas: inglés, español y vietnamita.

Además de la bendición de los Óleos, los numerosos sacerdotes que asistieron renovaron las promesas que hicieron en su ordenación. La Diócesis también dio la bienvenida a un nuevo sacerdote a su presbiterio. El Padre Andrzej Salapata, anterioramente de la Sociedad de Cristo, fue aceptado en el ministerio permanente como sacerdote de la Diócesis de San José.

“Cada uno de nosotros es un agente de esperanza, enraizado en la promesa de que Dios siempre está con nosotros, de que Dios nos hace nuevos. Estas son las Buenas Nuevas que nos inspiran en la vida y servicio cristiano, las Buenas Nuevas que proclamamos con alegría.” Continuó el Obispo.

“El Papa Francisco elaboró este tema en su homilía en la Misa Crismal del año pasado en Roma. Me gustaría usar algunas de las palabras que dijo, mientras habló con nuestros sacerdotes. “Al igual que Jesús, el sacerdote hace que el mensaje sea alegre con toda su persona. Cuando predica, brevemente, si es posible, lo hace con la alegría que toca los corazones de las personas con la misma palabra con que el Señor tocó su propio corazón en la oración. . . cuando decidimos levantar el teléfono y hacer arreglos para ver a alguien; cuando pacientemente permitimos que otros tomen nuestro tiempo. “Esas son sus palabras, no las mías.”

El Obispo McGrath también felicito a tres sacerdotes que celebraban su aniversario de 25 de ordenación sacerdotal: el Padre Hao Dinh, el Padre Sergio Ovando y el Padre Eduardo Obero, así como el Padre Enzie Lagatutta, Padre Drago Gveric, OFM y el Padre Jose Galang, que celebran 40 años de ordenación sacerdotal. También al Padre Norman Segovia que fue reconocido por sus 50 años de sacerdote y al Padre Michael Burns y Monseñor Stephen Perata celebrando 60 años de ordenación sacerdotal.