La Cuaresma es Tiempo de Conocer a los Falsos Profetas, Corazones Fríos,...

La Cuaresma es Tiempo de Conocer a los Falsos Profetas, Corazones Fríos, Dice el Papa

163
SHARE

Por Carol Glatz
Catholic News Service

CIUDAD DEL VATICANO – Los Católicos deberían usar el tiempo de Cuaresma para buscar signos y síntomas de estar bajo el hechizo de falsos profetas y de vivir con corazones fríos, egoístas y odiosos, dijo el Papa Francisco.

Junto con “la medicina a menudo amarga de la verdad,” la Iglesia, como madre y Maestra, ofrece a la gente “el remedio calmante de oración, limosna y ayuno,” dijo el Papa en su mensaje de Cuaresma, que comenzó el 14 de febrero. Para los Católicos del Rito Latino.

El Papa también invitó a todos los no católicos que están perturbados por la creciente injusticia, inercia e indiferencia en el mundo, a “unirse a nosotros para elevar nuestra súplica a Dios en ayuno y ofrecer lo que sea posible a nuestros hermanos y hermanas necesitados.”

El mensaje cuaresmal del Papa, que fue lanzado en el Vaticano el 6 de febrero, analizó el discurso apocalíptico de Jesús a los discípulos en el Monte de los Olivos, advirtiéndoles de los muchos signos y calamidades que marcarán el fin de los tiempos y la llegada del Hijo de Hombre.

El Mensaje titulado, “Debido al Aumento de la Maldad, el Amor de Muchos se Enfriará” (Mt. 24:12), el mensaje papal hace eco de la cautela de Jesús contra los enemigos externos de los falsos profetas y el engaño, y los peligros internos del egoísmo, avaricia y falta de amor.

Los falsos profetas de hoy, escribió el Papa, “pueden aparecer como ‘encantadores de serpientes’, que manipulan las emociones humanas para esclavizar a los demás y conducirlos a donde quieran que vayan.”

Muchos de los hijos de Dios, escribió, están: “hipnotizados por placeres momentáneos, confundiéndolos con la verdadera felicidad;” encantados por la ilusión del dinero, “que solo los hace esclavos del beneficio y de los pequeños intereses;” y convencidos de que son autónomos y “suficientes en sí mismos, ¡y terminan atrapados por la soledad!”

“Los falsos profetas también pueden ser ‘charlatanes’, que ofrecen soluciones fáciles e inmediatas al sufrimiento que pronto resultan totalmente inútiles,” escribió. Las personas pueden quedar atrapadas por el encanto de las drogas, las “relaciones descartables,” las ganancias fáciles, pero deshonestas, así como las relaciones “virtuales,” pero en última instancia sin sentido, escribió.

“Estos estafadores, al vender cosas que no tienen ningún valor real, roban a las personas todo lo más valioso: la dignidad, la libertad y la capacidad de amar,” decía el mensaje.

El Papa pidió a las personas que examinen su corazón para ver “si somos presa de las mentiras de estos falsos profetas” y para aprender a mirar las cosas más de cerca, “debajo de la superficie,” y reconocer que lo que proviene de Dios es vida- dando y deja “una marca buena y duradera en nuestros corazones.”

Los cristianos también deben buscar cualquier señal de que su amor por Dios y por otros ha empezado a disminuir o enfriarse, dijo el Papa.

La avaricia por el dinero es una gran bandera roja, escribió, porque es la “raíz de todos los males” y pronto conduce a un rechazo de Dios y su paz.

“Todo esto lleva a la violencia contra cualquiera que creemos que es una amenaza para nuestras propias ‘certezas’: el niño por nacer, los ancianos y enfermos, el migrante, el extranjero entre nosotros, o nuestro vecino que no está a la altura de nuestras expectativas.” El Papa escribió.

Otra señal de amor que se volvió fría es el problema de la contaminación, dijo, que es causa que la creación se envenene con desechos, “descartada por descuido o egoísmo.”

Los océanos contaminados desafortunadamente también se convierten en cementerios para innumerables víctimas de la migración forzada y “los cielos, que según el plan de Dios fueron creados para cantar sus alabanzas,” son cortados por maquinaria que llueve instrumentos de la muerte, escribió.

Comunidades enteras, dijo, también pueden mostrar signos de una fría falta de amor dondequiera que haya pereza egoísta, pesimismo estéril, la tentación de aislarse, luchas internas constantes y una “mentalidad mundana que nos preocupa solo por las apariencias, y por lo tanto disminuye nuestro celo misionero.”

El remedio para estos males se puede fortalecer durante la Cuaresma con Oración, Limosna y Ayuno, escribió.

Orar más permite a “nuestros corazones erradicar nuestras mentiras secretas y formas de autoengaño, y luego encontrar el consuelo que Dios ofrece,” dijo en su mensaje.

“La limosna nos libera de la codicia y nos ayuda a considerar a nuestro prójimo como hermano o hermana,” dijo.

Instando a las personas a hacer de las donaciones y la asistencia benéfica una parte genuina de su vida cotidiana, pidió que las personas consideren cada pedido de ayuda como una solicitud de Dios mismo. Considere la limosna como parte del plan providencial y generoso de Dios, y para ayudar a sus hijos necesitados.
Finalmente, “el ayuno debilita nuestra tendencia a la violencia, nos desarma y se convierte en una oportunidad importante para el crecimiento,” dijo, al tiempo que permitía a las personas sentir lo que debe ser para quienes luchan por sobrevivir.

También, “expresa nuestra propia hambre espiritual y sed de vida en Dios. El ayuno nos despierta. Nos hace más atentos a Dios y a nuestro prójimo,” escribió, y “reaviva nuestro deseo de obedecer a Dios, que es el único capaz de satisfacer.” Nuestra hambre.”

El Papa también le recordó a la gente que participe en la iniciativa “24 Horas para el Señor” del 9 al 10 de marzo en la que muchas diócesis tendrán al menos una Iglesia abierta durante 24 horas, ofreciendo Adoración Eucarística y el Sacramento de la Reconciliación.