Marihuana Recreativa ¿Placer, Panacea, Veneno?

Marihuana Recreativa ¿Placer, Panacea, Veneno?

219
SHARE

Por Padre Gerald D. Coleman, P.S.S.
Profesor Auxiliar, Escuela de Ministerios Pastorales
Universidad Santa Clara


 

“The New York Times” concluyó en su artículo del 28 de diciembre de la legalización de la marihuana recreativa, el 1 de enero de 2018 en California, declarando: “La gente está ganando confianza a medida que se extiende la legalización y el crecimiento será enorme.” La marihuana medicinal es legal en 28 estados y la marihuana recreativa en 8 estados. Las compañías que invierten en marihuana están creciendo exponencialmente, bien ejemplificadas en el Valle de Silicón y Oakland, especialmente desde que vender marihuana en California tiene el potencial de generar $5 mil billones anuales.

La moral es preocupante y peligrosa a medida que la sociedad crece en su apoyo al uso recreativo de la marihuana (alrededor del 58% de los estadounidenses). California encabezó a la nación en la legalización de la marihuana medicinal en 1996. Como se demostró en el documental “Weed” en el 2013 del corresponsal médico de la CNN, Dr. Sanjay Gupta, se han observado efectos médicos positivos, por ejemplo, el tratamiento del dolor y el alivio de las náuseas. Dado que estos hechos son generalmente aceptados, ahora es un simple paso a concluir que la marihuana recreativa también tiene efectos curativos. Es superficial creer que lo que es legal es beneficioso y moral.

En enero de 2017, las Academias Nacionales de Ciencia, Ingeniería y Medicina publicaron un informe fundamental sobre la investigación profesional llevada a cabo sobre el uso de la marihuana con fines recreativos. Junto con los datos de diciembre de 2017, publicados por la Revista de la Asociación Médica Estadounidense (JAMA, por sus siglas en inglés), surgen serias preocupaciones que exigen a las escuelas y municipalidades locales que implementen tan pronto como sea posible los programas de prevención del abuso de sustancias. Las parroquias harían bien en considerar talleres educativos para padres y jóvenes.

Estos informes generan una gran preocupación. A pesar de los esfuerzos en sentido contrario, el uso de marihuana recreativa ha aumentado en Colorado y Washington entre los estudiantes de décimo grado y adolescentes menores de dieciséis años. Existe evidencia abrumadora que muestra que cuando las personas de esta edad comienzan a usar marihuana, se vuelven adictas y caen en pozos sin fondo, por ejemplo, graves accidentes al conducir, absentismo escolar, empobrecimiento de la memoria, problemas respiratorios que conducen a la bronquitis, especialmente cuando se fuma cigarrillos. El uso intensivo de marihuana, especialmente cuando se inició en los primeros años, se ha demostrado en algunos casos que conduce a la esquizofrenia.

La marihuana (cannabis sativa) es conocida por varios nombres, por ejemplo, hierba, bareta,​ cáñamo,​ mota, juanita, mora, nena, soñadora, Rosa María, Juana, morisqueta, shora, Maripepa, tirsa, pajuela. A menudo se lo llama “mota.” Los adultos que fumaron mota en sus años adolescentes y adultos jóvenes podrían pensar que la “hierba” actual es la misma. No lo es. La marihuana es una droga compuesta por al menos 86 compuestos químicos diversos, con THC (tetrahidrocannababinol) como el compuesto que estimula al cerebro a liberar dopamina, creando euforia y, a menudo, induciendo alucinaciones y delirios.

CBD (cannabidiol) es el compuesto principalmente responsable de aliviar ciertos problemas médicos. La mayoría de los dispensarios de marihuana hacen dinero con productos que tienen un alto contenido en compuestos psicoactivos (THC) y bajos en compuestos (CBD) que ofrecen beneficios médicos. La marihuana recreativa de hoy en día contiene dosis más altas de THC que nunca antes. Es ingenuo creer que es como “fumar un poco de hierba” o tomar un vodka y un tónico.

Las estadísticas recientes publicadas por JAMA presentan datos sombríos que van al corazón del uso moral de la marihuana recreativa. Entre 2009-2016, el uso de marihuana entre las mujeres embarazadas en California aumentó de 4.2% a 7.1%. El THC puede ser transmitido de la madre a su feto, así como a su bebé mientras amamanta. Esto marca el comienzo del ciclo adictivo. Si la madre fuma, también lo hace el feto.

El uso de marihuana entre adolescentes menores de 18 años de California aumentó de 12.5% a 21.5% durante este mismo período de tiempo. Señales de humo: Una historia social de la marihuana: médica, recreativa y científica (2012) testifica que la adolescencia con problemas que comienza a fumar marihuana a una edad temprana tiene más probabilidades de convertirse en usuarios intensos, abandonar la escuela y presentar diversos problemas de conducta. Diecisiete por ciento de los adolescentes que usan marihuana regularmente se vuelven adictos a su uso. Aproximadamente el 36% de los estudiantes de 12º grado en 2013 reportaron haber usado marihuana regularmente. Este es un tema severo y moral que la legislación exaspera, sin importar las salvaguardas que existan.

El Papa Francisco se ha pronunciado en contra de la “liberalización del consumo de drogas.” “Los problemas con las drogas ya afectan la vida de los jóvenes, y la sociedad no debería multiplicar este problema exponencialmente. En lugar de sembrar las semillas del sufrimiento y la muerte, debemos educar a los jóvenes sobre los valores que construyen la vida en la sociedad.”

¿Qué hay que decir, entonces, sobre la marihuana recreativa: ¿placer, panacea, veneno?

Las estadísticas se apoyan pesadamente, de manera convincente y desalmada hacia el veneno.