Mesaje del Obispo McGrath Sobre la Importancia de las Escuelas Católicas

Mesaje del Obispo McGrath Sobre la Importancia de las Escuelas Católicas

169
SHARE

Enero 2018

Queridos Hermanos y Hermanas,

Cuando las Escuelas Católicas se establecieron en los Estados Unidos, su enfoque primario era ofrecer formación de fe, y a la misa vez, crear un plan riguroso de los estudios académicos disponibles para todos. Por más de dos décadas, estos principios han servido como “luces de guía” para la Educación Católica, ya sea en las escuelas primarias y secundarias parroquiales y otras escuelas autónomas operadas por comunidades religiosas de mujeres y hombres.

En los años recientes se ha visto un gran enfoque en la metodología pedagógica que ha elevado muchas de nuestras escuelas a un nuevo estándar de excelencia. Y esto es maravilloso; sin embargo, si la Educación Católica desea tener éxito en el siglo XXI, aún debe pasar la prueba de la asequibilidad. Nuestras escuelas fueron fundadas para los niños inmigrantes; deberían estar disponibles para familias recién llegadas, como los son para otros.

En esta Semana que se Enfoca en las Escuelas Católicas, celebramos nuestro compromiso en hacer nuestras escuelas disponibles para los que decidan escogerlas para sus hijos o hijas.

También celebramos y agradecemos los esfuerzos históricos de muchas comunidades parroquiales que han hecho la Educación Católica posible. Al mismo tiempo, animamos a los padres de las escuelas que renueven su compromiso a su comunidad parroquial y a la formación de fe de sus niños(as), un proceso que comienza y termina en casa.

Estoy consciente que la mayoría de las familias en nuestras parroquias no pueden o no elijen las Escuelas Católicas para sus hijos(as). Los animamos que aprovechen las oportunidades de formación de fe y catequesis que su parroquia ofrezca.

No quiero dejar pasar la oportunidad en ofrecer mi más sincero agradecimiento a la Señora Kathy Almazol al prepararse para terminar su término de servicio como Superintendente de Escuelas. La Diócesis ha sido excelentemente guiada por su liderazgo y su sabio consejo. Por favor, únase a mí para desearle a Kathy una buena jubilación, el cual empieza al terminar este año académico.

Dándose cuenta que la familia es la primera escuela de la Educación Cristiana, los encomiendo al ejemplo de la Sagrada Familia de Nazaret, cuya fiesta celebramos hace unas pocas semanas. Que sus hijos(as), como el Señor mismo, crezcan en sabiduría y gracia. Dios les bendiga.

Con mis mejores deseos y bendiciones
Sinceramente

Patrick J. McGrath
Obispo de San José