El Papa, y el Patriarca Ortodoxo Emiten un Llamado en Conjunto para...

El Papa, y el Patriarca Ortodoxo Emiten un Llamado en Conjunto para el Cuidado de la Creación

55
SHARE
USCCB photo

Por Carol Glatz
Servicio de noticias católicas

CIUDAD DEL VATICANO – El Papa Francisco, junto con el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa, instó a las personas a ser respetuosas y responsables con la creación, al tiempo que se percatan de cómo los ecosistemas afectados afectan a los pobres.

Para conmemorar el Día Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación el 1 de septiembre, el Papa dijo que él y el Patriarca Ecuménico Bartolomé de Constantinopla “prepararon un mensaje juntos.”

Aunque el texto no fue publicado inmediatamente, el Papa Francisco dijo, a la gente en su audiencia general el 30 de agosto que el mensaje sería una invitación a todas las personas “a adoptar un enfoque respetuoso y responsable hacia la creación.”
“Además, apelamos a aquellos que tienen un papel influyente para escuchar el grito de la tierra y el grito de los pobres, que sufren más debido a los desequilibrios ecológicos.”

El Papa Francisco instituyó el día mundial de oración en la Iglesia Católica desde el 2015, uniéndose al patriarcado ecuménico, que ha observado el día de oración desde 1 de septiembre de 1989.

La Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, dijo, el Papa Francisco cuando la instituyó, es un tiempo para que los individuos y las comunidades “reafirmen su vocación personal para ser mayordomos de la creación, para dar gracias a Dios por la maravillosa obra que Él ha confiado a nuestro cuidado e implorar su ayuda para la protección de la creación, así como su perdón por los pecados cometidos contra el mundo en el que vivimos.”

Para que los cristianos hagan su contribución especial a la salvaguardia de la creación, deben redescubrir los fundamentos espirituales de su acercamiento a lo que existe en la tierra, comenzando con el reconocimiento de que “la vida del espíritu no está separada del cuerpo o de la naturaleza,” sino vivida en comunión con todas las realidades mundanas. Dijo él.