“El Ayuno, Nos Ayuda a Ejercitar la Voluntad, la Austeridad y el...

“El Ayuno, Nos Ayuda a Ejercitar la Voluntad, la Austeridad y el Consumo Responsable”

174
SHARE

Por Lupita Vital
Directora del Apostolado Hispano
Vital@dsj.org

La Cuaresma, es un tiempo para…

  • Ayunar y hacer penitencia
  • Compartir con el necesitado lo que tenemos
  • Renovar la vida de oración

El ayuno ha sido muy importante a lo largo de la historia de la cristiandad y este está íntimamente ligado a la vida de oración y nos invita a compartir los bienes que se tienen con otras personas. Especialmente los que viven en la pobreza.

Recordemos que el ayuno nos une a todas las personas que sufren nos hace libres y nos asemeja a Jesús que siempre estuvo con los pobres. Además debemos de recordar que por nuestro bautismo abrazamos a los pobres y estamos en comunión con ellos. Nuestra comunión con el pobre y los que sufren nos compromete. Pero, quizá nos preguntamos, ¿cómo puedo ayunar si trabajo todo el día? ¿Cómo hacerlo si muchas veces tengo dos turnos de trabajo?

Tienes razón pero Jesús espera que lo acompañemos en esta Cuaresma y sabe que podemos dar más de lo actualmente estamos dando, porque el Espíritu Santo nos da la fuerza. La Biblia nos dice que ya desde el Antiguo Testamento se ayunaba para obtener el perdón. Los siguientes pasajes te pueden ayudar en tú reflexión diaria:
Levítico 16:29
Joel 1:14
Isaías 58:3
Tobías 12:8
Jueces 20:26
Éxodo 34:28
Judith 4:13; Ester 4:16

Jesús, mismo nos invita a ayunar, a no poner cara triste, sino a perfumarnos la cabeza y salir adelante.
Mateo 6:16
Lucas 4:2
Hechos 13:3
Hechos 14:23

En resumen, preparemos nuestro espíritu y nuestro cuerpo con alguna acción en esta Cuaresma. De esta forma estaremos más comprometidos con Jesús al llegar a la Pascua. No olvides que al ayunar, hacer oración, y compartir algo de lo que tenemos nos prepara mejor para escuchar la voz de Dios durante la Cuaresma.