Descanse en Paz, Hermana Mary Claude Power, PBVM

Descanse en Paz, Hermana Mary Claude Power, PBVM

164
SHARE

La Hermana Mary Claude Power, PBVM, (su nombre de bautismo era Virginia) nació a  la vida eterna el 29 de enero de 2017, en el Convento de las Hermanas de la Presentación en San Francisco.

Originaria de San Francisco, California, la Hermana Claude nació el 27 de abril de 1926 y fue Hermana de la Presentación por setenta y dos años. Entro al convento en 1945. Sus predecesores fueron sus padres, Virginia Boyce y William Power, su hermano William Power, y sus hermanas, Mary Ellen Power y Marge Power Whelan. La hermana Claude deja a su ferviente hermana, Joan Power Healy, sobrinas, sobrino, primos y sus familias, así como a sus Hermanas y Asociadas de la Presentación.

Ella obtuvo un B.A. en inglés y una M.A. en teología de la Universidad de San Francisco. Durante los primeros diecisiete años de su ministerio, enseñó en las escuelas primarias de la Presentación en San Francisco, Los Ángeles, Montebello, y Oakland. También fue directora de la Escuela Primaria Saint Joseph, Berkeley, y de  la Escuela Primaria Saint Patrick, San José.

En 1965, la Hermana Claude comenzó su ministerio en el Departamento de Educación en la Arquidiócesis de San Francisco, donde estuvo diecisiete años como Supervisora Diocesana, Asistente de la Superintendente  y Superintendente Asociada de Escuelas. Fue la primera mujer en ser nombrada Superintendente Asociada de las Escuelas de la Arquidiócesis de San Francisco.

En 1981, cuando se estableció la nueva Diócesis Católica Romana de San José, la Hermana Claude fue  la primera Superintendente de Escuelas de esa Diócesis y sirvió en esta posición hasta 1999.

Además de su sobresaliente ministerio en la educación, la Hermana Claude sirvió en el equipo de liderazgo de las Hermanas de la Presentación en dos períodos diferentes de 1970 a 1981 y de 2000 a 2004.

La Hermana Claude contribuyó al crecimiento estatal y nacional de las Escuelas Católicas sirviendo como la primera mujer presidente de la Conferencia Católica de Superintendentes de California y en el Comité Ejecutivo Elemental de la Asociación Nacional de Educación Católica (NCEA).

En 1991 recibió el premio Pro Ecclesia et Pontifice del Papa Juan Pablo II; En 1997, fue honrada como educadora distinguida y una de las veinticinco educadoras más influyentes en la educación católica en los veinticinco años anteriores por NCEA; Y en 1999, fue honrada por impulsar la tecnología educativa dentro de las escuelas. En el año 2000, recibió un doctorado honorifico de la Universidad de Santa Clara y en el 2002, ella recibió el Premio del Instituto para la Educación Católica de Liderazgo de la Universidad de San Francisco.

Más recientemente, la Hermana Claude fue una presencia de hospitalidad para muchos grupos en el Centro de Presentación, Los Gatos.

Las contribuciones en su memoria se pueden enviar a las Hermanas de la Presentación en la Oficina de Desarrollo de la Presentación, 281 Masonic Avenue, San Francisco, CA 94118.
Gracias por su contribución a la comunidad Hispana con referencia a la Educación y al Liderazgo.  Descase en Paz.