¡Un Nuevo Comienzo ha Llegado! Ya Viene la Luz Alégrate

¡Un Nuevo Comienzo ha Llegado! Ya Viene la Luz Alégrate

249
SHARE

Por Lupita Vital C.
Directora del Apostolado Hispano

“Harán arados de sus espadas y sacarán hoces de sus lanzas. Una nación no levantará la espada contra otra y no se adiestrarán para la guerra. Pueblo de Jacob, ven: ¡caminemos a la luz de Yavé”! (Isaías 2:4-5)

Cada minuto que sale el sol en este tiempo de invierno se siente una sensación de alegría, nuestro impulso es de movernos más rápido para hacer nuestros mandados. Pensamos, pronto, debo terminar porque la oscuridad de la noche llegará y lo que queremos es estar en casa lo más temprano posible. Hay una sensación de “prisa” que nos mueve a buscar la luz que nos llena de energía para continuar en nuestras labores cotidianas.
El Adviento, es el tiempo que nos invita a buscar la luz en la oscuridad, es el tiempo de dejar las tinieblas que nos atrofian y no nos dejan ver la luz que nos rodea. Debemos saber que el profeta Isaías, la Virgen María, Juan Bautista y Mateo nos dan pautas para vivir en la luz. Es tan sencillo, dejar las armas y buscar la paz, dejar la envidia y vivir en armonía. ¡Que difícil para estos tiempos! Pero, veamos, a que nos invita el Evangelio de San Mateo en este Adviento.

Ciclo A
Primer Domingo de Adviento (27 de noviembre)
Lecturas:

  • Isaías 2:1-5
  • Salmo 122
  • Romanos 13:11-14
  • Mateo 24:37-44

“Estén despiertos, porque no saben en qué día vendrá el Señor.” El mensaje de Mateo es urgente nos invita a que estemos despiertos a que veamos todo lo que tenemos y seamos agradecidos. Despertemos y veamos qué es lo que queremos celebrar en este tiempo o reformar en nuestra vida, despertemos y seamos sensibles a las realidades que nos rodean. ¡Hay tanto que ver! Examinemos, hacia dónde nos dirigimos y preguntémonos. ¿Dónde gastamos el tiempo? Vivir el momento presente es estar alertas es vivir en paz. ¿En este momento de mi vida, qué es lo Dios me pide, en qué debo estar alerta?

Segundo Domingo de Adviento (4 de diciembre)

  • Isaías 11:1-10
  • Salmo 72
  • Romanos 15:4-9
  • Mateo 3:1-12

“Una voz grita en el desierto: Preparen un camino al Señor; hagan sus senderos rectos.” Juan no nos trasmite muchos términos para ver a Dios. Sus fuertes palabras nos exponen al desierto y el sol. Seremos juzgados y es mejor que estemos preparados invirtiendo tiempo en nuestras agendas tan ocupadas en preparar el camino para que llegue el Señor. En este asunto nos dice Juan no puede haber ninguna excusa. No solamente es decorar la casa con muchas lucecitas y figuras del nacimiento, es mucho más que eso. Es darle el centro de nuestra vida a Jesús. ¿Qué haré en este Adviento para darle a Jesús el lugar que le corresponde?

Tercer Domingo de Adviento (11 de diciembre)

  • Isaías 35:1-6, 10
  • Salmo 146
  • Santiago 5:7-10
  • Mateo 11:2-11

“¿Eres tú el que ha de venir, o tenemos que esperar a otro?” por lo menos los discípulos de Juan andaban buscando, ellos tenía sus ojos y oídos abiertos a lo que estaba pasando. Sabían que Dios estaba haciendo algo nuevo entre ellos. Juan los había capacitado para que estuvieran alertas y así poder anticipar la acción de Dios y estar preparados a responder a ella. Uno de los retos más fuertes de estos tiempos es el capacitarnos a escuchar y poner atención.

Las cosas no son nada más porque si, como dice la gente, hay que descubrir a Dios en medio del trajín de cada día. Las lecturas de hoy nos dan un fuerte mensaje de movernos a buscar a Dios y de escuchar lo que nos dice. Durante el Adviento la Iglesia nos da la oportunidad de anticipar la venida del Salvador, no pongamos en saco roto todo lo que podemos cambiar en esta temporada de luz. ¿Qué hábitos debo de adoptar para encontrar a Dios? ¿Cómo me puedo dar cuenta lo que Dios está haciendo hoy en mi vida?

Cuarto Domingo de Adviento (18 de diciembre)

  • Isaías 7:10-14
  • Salmo 24
  • Romanos 1:1-7
  • Mateo 1:18-24

“Cuando José se despertó… la vida no fue como se suponía que debía haber sido. En su mente el solo tenía dos opciones, el que María fuera castigada por la ley y posiblemente muriera apedreada o dejarla en secreto para no difamarla. A pesar de estas buenas intenciones que José tenía Dios le pide otra cosa completamente diferente, que creyera en algo más radical. ¡Que su mujer estaba embarazada del Espíritu Santo!

José, ahora tenía que lidiar con un tercer dilema más allá de la ley. Amar a María y llevarla a su casa como su esposa.

Cuando José despertó tenía el reto de la fe, es decir, creer en lo que el Señor le había encomendado.

En las áreas de nuestra vida donde las cosas no van como quisiéramos. ¿Cuáles son los caminos que Dios me está ofreciendo para amar y entender su mensaje?

Natividad del Señor (25 de diciembre)
Lecturas:

  • Isaías 52:7-10
  • Salmo 98
  • Hebreos 1:1-6
  • Juan 1:1-18

La luz, y la vida vienen a través de Cristo Jesús. Las palabras “luz y vida” son mencionadas varias veces en las lecturas de hoy. Por la Palabra que se hizo Hombre es que tenemos la luz y vida nueva en Cristo Jesús. Hoy es el día de celebrar el amor en toda su belleza y esplendor, hoy es el día en que Dios nos colma de gracia, verdad, luz, amor, justicia y paz.