Declaración del Obispo Patrick J. McGrath

Declaración del Obispo Patrick J. McGrath

179
SHARE

BishopMcGrath-thumbnail
Los trágicos acontecimientos de Orlando son un recordatorio espantoso para nosotros sobre el poder del odio y la violencia. Sin darnos cuenta que estamos todavía buscando los motivos detrás de la campaña criminal, la focalización de los miembros de la comunidad LGBT es una herida en nuestra sociedad.

Mientras que nuestra primera reacción es atacar con el mismo grado de hostilidad, oímos las palabras del Señor, que nos llama a pagar incluso el odio con el amor. No podemos llegar a ser el mal que detestamos.

La llamada dentro de nuestra nación a considerar a poblaciones enteras como ciudadanos sospechosos, los inmigrantes o visitantes es contraria a lo que es mejor en el pueblo estadounidense. No podemos revivir los prejuicios del pasado, ni evocar otros nuevos en este siglo. La violencia sólo engendrará más violencia. El ciclo debe romperse.

Nos unimos a todos los que están comprometidos con el bien común, enraizados en los valores de la justicia, el amor, la paz y la tolerancia, mientras oramos por aquellos que perdieron sus vidas o sus seres queridos y que viven ahora en el miedo a causa de estos actos de violencia.
_________________________
Oremos todos en familia con la siguiente oración para que la Paz que Cristo nos ofrece sea aceptada en todos los corazones, de las diferentes razas y culturas.

“Por la paz entre todos los pueblos;
para que se ponga fin a la guerra,
la violencia y al terrorismo:
por los muertos o heridos en Orlando, Florida,
y por sus familias y amigos,
que el Dios de todo consuelo sea su esperanza.”
Roguemos al Señor…